lunes, 28 de marzo de 2011

LAS NACIONES UNIDAS Y LA FRANCMASONERÍA

TRAZOS

MANUEL ROJAS

LAS NACIONES UNIDAS Y LA FRANCMASONERÍA

Con ocasión del congreso de francmasones del 28 a 30 de junio de 1917 en París, se decidieron y votaron los principios rectores: fue el momento de la concepción de la Sociedad de las Naciones cuyo nacimiento aconteció en Ginebra en 1919. Las Naciones Unidas surgieron en San Francisco, de esa Sociedad de las Naciones, en 1945. Esta institución, creada por los Illuminati, representa la mayor logia francmasona del mundo donde deben reunirse todas las naciones. Tal como está escrito en el artículo 4 de Maquiavelo, dice Van Jan Helsig, en su libro “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX” (Editorial Ewertverlag 1998) mencionado en el prólogo, sus fundadores han sido los instigadores de las guerras que han tenido lugar en éstos dos últimos siglos. ¡Qué ironía ver en nuestros días a seres humanos de todas las naciones pedir a las Naciones Unidas que allanen problemas, que arbitren guerras y que les den fin! Para los pueblos, la ONU es el amigo en quién pueden confiar para que “tome las riendas”. En el momento de su fundación por lo menos 47 personas de entre las delegaciones americanas presentes eran miembros del CFR, entre ellas David Rockefeller. Salta a los ojos que el emblema de la ONU es un símbolo francmasón. Comparado a la estampilla del Estado americano francmasón: El globo de las Naciones Unidas y la forma circular de la estampilla del Estado americano, con la inscripción Annuit Coeptis (“nuestra empresa - de hecho, nuestra conjura - es coronada de éxito”) y debajo Novus Ordo Seclorum (“Nuevo Orden Mundial”) muestran la meta perseguida: la hegemonía mundial. Las 33 parcelas del globo de las Naciones Unidas y las 33 piedras de la pirámide representan los 33 grados del “Rito Escocés” de los francmasones. El número 13 que encontramos en las 13 espigas a la izquierda y a la derecha del globo, en las 13 gradas de la pirámide y en las 13 letras de las dos palabras Annuit Coeptis es el número judío de la suerte. Para los francmasones el 13 es el número más importante y tiene diferentes significados. Jesús tenía 12 discípulos y él mismo fue el decimotercero. En la cábala, en numerología, y en la 13.ª carta del tarot, “la muerte”, el número 13 simboliza la transformación, la alquimia, el renacimiento, el ave fénix que renace de las cenizas, el conocimiento de los misterios y, por tanto, la facultad de materializar o desmaterializar, esto es, la facultad de crear a partir del éter (lo que hicieron Jesús, Saint Germain, Buda, Hermes Trismegistos, Ramtha y muchos otros que, por ejemplo, materializaron el pan desde la “nada” -el éter-, lo que denominamos “la piedra filosofal”). Además, en el reverso del billete americano tenemos el fénix que simboliza el número 13, la transformación. Sus alas tienen 13 plumas, sus garras a la derecha tienen 13 flechas, y las de la izquierda agarran una rama de 13 hojas. Encima se encuentra la inscripción E Pluribus Unum (De lo Múltiple a lo Uno), compuesta de 13 letras, cubierta por 13 estrellas presentadas bajo la forma de una estrella de David, y sobre su pecho la bandera con 13 barras que representan los 13 estados fundadores. Con toda esa muestra de compromiso y de fraternidad entre masones e Illumiminatis, difícilmente las naciones integrantes de la ONU, podrán gozar de independencia, soberanía, autonomía de los pueblos tal como debería ser. Y eso lo vemos actualmente entre las naciones que están en guerra interna como Libia, Yemen, Egipto, entre otras, cuyo “Despertar del Pueblo” no es otra cosa sino el plan de los que gobiernan el mundo para apoderarse del petróleo. Heinz Dieterich Steffan, uno de los más grandes y notables pensadores del siglo XX lo dice en mejores términos: “De hecho, la definición de Medio Oriente como un interés vital para la Unión Americana es anterior. Desde 1925 Washington empieza junto con Francia e Inglaterra a repartirse el petróleo. Inglaterra se queda con 50%, Francia el 25 y Estados Unidos también con el 25. En 1941 la Casa Blanca afirma la siguiente posición: el imperio británico va a desaparecer en la Segunda Guerra Mundial y Estados Unidos está predestinado a tomar su lugar. La verdadera guerra es entre los Illuminati que gobiernan la ONU, y sus estrategias para adueñarse definitivamente del mundo. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

TRAZOS

MANUEL ROJAS

LIBIA, IRÁN Y LOS ILLUMINATI

Los Illuminati mantienen al mundo en su red a través de los banqueros internacionales, relacionados con las sociedades de elite ya mencionadas, y de los imperios que han construido. Están a punto de reforzar aún más su dominación del planeta. Su principal control lo ejercen gracias a las deudas nacionales de los países. Existe además una fuerza internacional de policía que mantiene “a raya” a los Estados independientes, tales como Libia e Irán: son las tropas de la ONU. Libia, que manifiesta su independencia en relación al control internacional, representa un desafío para el Nuevo Orden Mundial . Muammar Al Kadhafi es presentado en los medios de comunicación como un terrorista, lo que permite justificar las agresiones contra su país. Una vez más vemos lo que representa un hermoso ejemplo de lavado de cerebro. Situación que cobra más atención si lo relacionamos con los intereses de Estados Unidos: adueñarse del petróleo del medio oriente.

George Bush ha sido uno de los mejores socios que los Illuminati hayan tenido jamás, y deberá seguir siéndolo hasta su último suspiro, ya que está fuertemente implicado con el negocio del petróleo. George Bush es un ex jefe del CRF, miembro de la orden Skull & Bones: miembro de la “Comisión Trilateral” y miembro del “Comité de los 300”.

Su rival en las últimas elecciones presidenciales, el ex presidente Bill Clinton, es miembro de la CFR, de los Bilderberger y miembro vitalicio de la orden francmasona “De Molay”. Desde principios de los años 80 es miembro también de la “Comisión Trilateral”. Los colaboradores más próximos a Clinton con las mejores oportunidades de lograr cargos avanzados en el gobierno forman también parte de la “Comisión Trilateral”. El equipo más restringido de Clinton cuenta, además, con personas con miras al Council of Foreign Relations (CFR) y al Brookings Institute, entre los cuales los más significativos son los banqueros. La Sra Clinton goza de los mismos privilegios y milita en las mismas organizaciones secretas de su marido. En cuanto al resultado ya sabemos en qué terminó ese evento eleccionario.

Todo esto significa que los dos candidatos a elecciones eran al 100% socios de los Illuminati, y que los ciudadanos de Estados Unidos sólo podían elegir entre estos dos. Y cualquiera de ellos tenía una misma visión. Después vino el actual Presidente ¿Quién jugó esta pieza y con qué fin? Luego hablaremos de eso. Lo importante es que ante la pretensión de adueñarse del petróleo se encontraron, desde Bush hasta Obama, con Kadhafi y Ahmadineyad. La guerra continúa por parte de loss Illuminati. No descansarán hasta apoderarse del petróleo de estos dos países, Libia ya está en la mira; Irán siempre lo ha estado. El tiempo dará la última palabra. Al finalizar esta página, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó ataques aéreos para detener la ofensiva del gobernante Muammar al-Gadafi contra las fuerzas rebeldes en Libia, y las primeras acciones se esperan a la brevedad. El Consejo votó favorablemente una resolución para invadir a Libia. Esperaremos con nostalgia cómo se desarrollarán los eventos que reventarán, es casi seguro, en un terrible enfrentamiento de potencias mundiales. Amanecerá y veremos. Ojalá nada de esto fuera cierto, para el bien de la humanidad. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

miércoles, 16 de marzo de 2011

ÁNGELES Y DEMONIOS

TRAZOS

MANUEL ROJAS

ÁNGELES Y DEMONIOS

Seiscientas seis páginas son suficientes para disfrutar de una experiencia narrativa apreciable. Una novela conmovedora, cuyo creador, el Sr. Dan Brown, debió estrujarse los sesos armando semejante conflicto. Años de investigación para adquirir un conocimiento amplio de la simbología masónica universal. Con el apoyo de Pocket Books, Nueva York, editor original, y Simon & Schuster, Inc, y traducida al español por Eduardo G. Murillo, alcanzó semejante éxito. Un caso atípico: Los Illuminati enfrentados a la Iglesia Católica. Una venganza que data desde los tiempos de Galileo. Un arma poderosa – la antimateria- es introducida en el Vaticano y debía explotar a las 12 de la madrugada, arrasando de plano todo lo que significa el poder religioso de occidente. Una organización secreta sedienta de venganza, por la muerte de cuatro científicos vilmente asesinados en la edad media, a manos de los representantes del prelado y del Papa de ese entonces. Cuatrocientos años después, Los Illuminati, deciden asesinar cuatro cardenales, a los que denominan Preferitti para ocupar el alto cargo del representante de Cristo en la tierra, después del envenenamiento del anterior Papa. La novela comienza con la referencia de hechos que anticipan la acción, y el angustioso argumento que permite que el lector esté atento, y apasionadamente ocupado: El Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire (CERN) ubicado en Ginebra, logró generar las primeras partículas de antimateria. Esto da pie para demostrar que el Universo y lo poco que conocemos de él no fue hecho con tan sólo decir: “…[Dijo Dios] “Haya luz”, y hubo luz…y “haya un firmamento” y hubo un firmamento…y “haya mar” y hubo mar. Por otro lado la ciencia dice que hubo un evento concebido como “Big Bang” y que éste fue el comienzo de lo que hoy conocemos como universo. Pues bien, basado en estos dos conocimientos el físico Leonardo Vetra logró generar antimateria en su laboratorio: “La antimateria es idéntica a la materia, salvo por el hecho de que está compuesta de partículas cuya carga eléctrica es opuesta a las que se encuentran en la materia normal... la antimateria es muy inestable. Estalla cuando entra en contacto con lo que sea, incluido el aire.” (Pág. 10) Dos teorías enfrentadas. Dos potencias enfrentadas: la iglesia y la ciencia. La iglesia representa la fe. La ciencia representa la razón. ¿Con quién debía identificarse Los Illuminatti? De acuerdo a Dan Brown, éstos están infiltrados en ambos lados y lo único que buscan es vengarse de la iglesia. Eso ya lo dice todo. La novela es demasiado extensa para sintetizarla en tan sólo 2 páginas o 50 líneas. Pero lo importante es conocer los ambigramas y enigmas que se relacionan entre sí, tales como que el Vaticano es custodiado por la guardia suiza, que los museos vaticanos albergan más de 60.000 piezas de incalculable valor distribuidas en 1407 salas, obras de Miguel Ángel, Da Vinci, Botticelli y Bernini, este último era Iluuminati y es un factor de enlace entre la simbología masona y la simbología religiosa. La Basílica de San Pedro tiene 140 estatuas de santos, mártires y ángeles y que ésta puede contener unas 70.000 personas más o menos, sin embargo está cerrada al pueblo. ¿Qué significa esto? Que la iglesia es la potencia más poderosa del planeta y que a lo largo de todos los años, ha sido, infiltrada por las sociedades secretas. Incluso los cuatro artistas mencionados aparecen en los antiquísimos documentos de registro de la masonería universal y dejaron en sus obras la marca de sus símbolos (ese es otro tema para tratar en otro artículo) La iglesia en su seno, en su entraña, en su partícula, en el corazón de sus ministros y cardenales, está infiltrada. Sus bienes los manejan organizaciones secretas (El Club Royal, por ejemplo) ¿O será que a esto es a lo que se refiere el Apocalipsis (Cap.17) como “La Gran Ramera”? El Vaticano no explota, me refiero a la novela. Robert Langdon, el protagonista salva a la iglesia a través de sus interpretaciones sobre los símbolos masónicos (una pequeña intromisión de potencia gringa donde salva, no invade, no destruye ¿qué raro, no?) y una chica, Vittoria Vetra, hija del físico asesinado, resuelve el conflicto desde el punto de vista científico. El hassassin (asesino) es un hermano árabe, representa el toque singular de la derecha norteamericana para significar lo que ya sabemos, que el mundo de los mulsumanes está detrás de todo ¿muy sutiles con esto no? Después de leer la novela me senté a ver la película, protagonizada por Tom Hanks, y no sentí la misma pasión que tuve al leer la obra. El argumento de la novela no es del todo lejano a la realidad.

Finalmente debo decir que vendrán otros libros: “El Código Da Vinci, del mismo autor, otro éxito de la industria del libro y de la taquilla. Y El Péndulo de Foucault, de Umberto Eco. La hermandad de los Illuminati es real. De eso estoy seguro. hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

NOVENO, DÉCIMO, DÉCIMO PRIMERO Y DÉCIMO SEGUNDO PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SIÓN

TRAZOS

MANUEL ROJAS

NOVENO, DÉCIMO, DÉCIMO PRIMERO Y DÉCIMO SEGUNDO PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SIÓN

Estos últimos cuatro Protocolos de los Sabios de Sión, fueron acordados (entre 24 Protocolos) en 1773, en la calle Judenstrasse, en Frankfurt. El Sr. Mayer Amschel Rothschild se reunió con doce socios capitalistas judíos, adinerados e influyentes (de hecho, los Sabios de Sión) para estudiar un proyecto que controlaría toda la fortuna mundial. Se pueden resumir de la siguiente manera: EL NOVENO PROTOCOLO dice así: El papel de la guerra: [...] Colocaremos en pie todas las fuerzas, para impeler a aquéllos que tienen sed de poder a abusar de su poder. Es necesario fomentar las disensiones y enemistades en toda Europa y por intermedio de Europa, en otras partes de la Tierra. [...] Es preciso que seamos capaces de aniquilar toda oposición, provocando guerras con los países vecinos. En caso de que esos vecinos osen enfrentarnos, es necesario responderles con una guerra mundial. [...] DÉCIMO PROTOCOLO: El control por medio de la educación: [...] No incitaremos a los gojim a lograr una aplicación práctica de su observación imparcial de la historia, pero les invitaremos a que hagan ponderaciones teóricas, sin hacer relaciones críticas sobre los acontecimientos que seguirán. [...] En ese juego, sepan que el objetivo principal es haberlos convencido para que acepten las necesidades de la ciencia. [...] Teniendo esto en cuenta, no cesaremos de crear una confianza ciega en esas teorías (científicas) y los diarios nos auxiliarán muy bien en cuanto a eso. Los intelectuales entre los gojim se ensalzarán de sus conocimientos. [...] El pueblo perderá, cada vez más, el hábito de pensar por sí mismo y de formar su propia opinión, acabará pronunciando las palabras que anhelemos oír pronunciadas. [...] DÉCIMO PRIMER PROTOCOLO: El control de las logias francmasonas:[...] En todos los países de la Tierra crearemos logias francmasonas, nosotros las multiplicaremos y atraeremos a las personalidades que se destacan. [...] Colocaremos todas esas logias bajo el dominio de nuestra administración central, que sólo nosotros conocemos y que los otros ignoran totalmente. [...] ¿Quién o qué puede vencer un poder invisible? He ahí donde se encuentra nuestro poder. La francmasonería no judía nos sirve de cobertura sin saberlo. Pero el plan de acción de nuestro poder continúa siendo un secreto para todo el pueblo e incluso para el resto de la cofradía. [...] . DÉCIMO SEGUNDO PROTOCOLO: La muerte: [...] La muerte es el fin inevitable de todos, por consecuencia, es preferible llevar a ella a todos los que constituyen un obstáculo para “nosotros”. Después de haber elaborado ese proyecto para dominar el mundo (el “Nuevo Orden Mundial” = “Novus Ordo Seclorum”), el banco Rothschild habría encargado al judío bávaro Adam Weishaupt la fundación de la “Orden Secreta de los Iluminados de Baviera”. De esa orden secreta hablaré más adelante. Por ahora me interesa informar sobre estos últimos Protocolos conocidos hasta ahora. Debo decir que, y sin que se agote el tema, abordarlos desde la palabra, es difícil. Los hechos hablan por sí solos. Lastimosamente, el mundo está convertido en lo que ellos planificaron desde las sombras. Desde entonces, pareciera que Europa ha estado en plena guerra, Alemania encendió el tizó y la llama creció. Dos guerras mundiales. Dos bombas atómicas, y un sinfín de invasiones a naciones del medio oriente. En cuanto a la educación (10° Protocolo) ésta ha corrido la misma suerte. Nos educaron con una tabla de contrasentidos, antivalores, y aburguesamientos vanos. Para ser esclavos del individualismo, del odio racial, del consumo y de la vida fácil. Por otro lado la guerra permanente de los grupos de poder, organizados en sociedades secretas, pugnan desde hace muchos años, siglos incluso, por ser los dueños del mundo. Finalmente, el Protocolo relacionado con la muerte, es aplicable o comprensible en cuanto a quien o quienes deben tomar las grandes decisiones sobre guerras, invasiones, o magnicidios en masa. Un caso específico fue la bomba lanzada en Hiroshima; aprobada por Harry S. Truman, Presidente de los Estados Unidos, para ese entonces, y miembro activo de una orden secreta (de quién hablaremos más adelante) condecorado el día de su muerte con los más altos honores de las fuerzas armadas. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

OCTAVO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: EL CONTROL DE LA ALIMENTACIÓN

TRAZOS

MANUEL ROJAS

OCTAVO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: EL CONTROL DE LA ALIMENTACIÓN

“…y danos el pan de cada día…” Reza el Padre Nuestro Católico. El hambre en el mundo se extiende cada vez más. Ya no es solamente África, Haití, El Salvador, Bolivia o Guatemala. La pobreza a causa de falta de alimentos, enciende alarmas en los gobiernos del planeta, se ha convertido en un problema de estado. Y combatirla cuesta mucho dinero. Entre las grandes metas propuestas en las diferentes cumbres de mandatarios está la de contrarrestar, y si es posible eliminar, la hambruna de la faz de la tierra. Jesús dijo en una ocasión “a los pobres siempre los van a tener con ustedes, pero a mí no siempre me van a tener”. Y tenía razón. Cada día hay más pobres, gente enferma, desvalida, necesitada del pan de cada día. Sea por coincidencia o como un acto debidamente planificado el Octavo Protocolo nos lo advierte en el acuerdo de los Sabios de Sión, que se concertó en 1773, en la calle Judenstrasse, Frankfurt, entre el Sr. Mayer Amschel Rothschild y doce socios capitalistas judíos, adinerados e influyentes (de hecho, los Sabios de Sión) para estudiar un proyecto que controlaría toda la fortuna mundial. El Protocolo dice así: “[...] Nuestro poder reside también en una permanente penuria de alimentos. El derecho del capital, matando de hambre a los trabajadores, permite ejercer sobre ellos un control más seguro del que podría tener la nobleza con su rey. [...] Actuaremos sobre las masas a través de la carencia, la envidia y el encono que de ello resulta. [...] Todo propietario rural puede ser un peligro para nosotros, pues él puede vivir en autarquía. Esa es la razón por la que es preciso, privarlo a todo coste de sus tierras. El medio más seguro para alcanzar eso es aumentar los cometidos rurales, [...] llenar de deudas a sus propietarios. [...]”

Llama la atención que los agricultores de cualquier parte del planeta están en constante protesta, y por consiguiente desesperación. La falta de insumos, materia prima, semillas, nutrientes naturales, y tierras productivas ocasionan penuria, ansiedad, inconformidad, y desequilibrios económicos en el mercado. Además de los acuerdos asimétricos firmados entre naciones bajo presión y chantaje, como es el caso del programa de los Estados Unidos para las Américas (ALCA) cuya finalidad consistía en fijar condiciones donde una parte se beneficiaba en mejores condiciones que la otra, según lo ampliamente difundido por periódicos de toda Latinoamérica. De igual manera, influye la producción de bienes de consumo conocidos como “comida chatarra” que, abanderados con previa publicidad mediática, causan desnutrición y descontrol en el organismo. No es casual que la mayoría de los productos alimenticios estén bajo el poder de grandes transnacionales que suben los precios cada vez más y cuando se les ocurre, en una vil competencia en eso que ellos llaman marketing. Si entendemos que “Sembrar el petróleo” en nuestro caso venezolano es una prioridad, podríamos garantizar que los alimentos adquieran cierta soberanía ante la avalancha de enlatados, conservas, envases gaseosos, que propenden a convertirse en dieta diaria y obligada para la sociedad actual. ¿De dónde vienen las marcas mejor conocidas y consumidas por gran parte de la población? ¿Quiénes son sus dueños? Sabemos quienes son sus dueños y también sabemos que sus ingresos son elevadísimos mientras el productor agrícola muere en la miseria. Sólo me resta decir que, aún cuando los gobiernos intenten independizarse del todo del largo cordón umbilical que nos une con quienes manejan el negocio de los alimentos, con medidas de cualquier tipo, devaluaciones de la moneda, confiscaciones, nacionalizaciones, es casi imposible si no actuamos a tiempo, mediante estrategias que puedan contrarrestar esa situación, y avocarnos definitivamente a planificar con los agricultores programas que fortalezcan nuestra soberanía en materia alimenticia. Creo estar en lo cierto cuando considero que todavía estamos en manos y bajo el poder de los que gobiernan al mundo. Creo también que el Protocolo se ha cumplido. Y también creo que el pan hay que pedirlo como si fuera una dádiva, como en el Padre Nuestro: “Señor Patrón, danos el pan de cada día…” aunque no debería ser así. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

.

LA POLÍTICA UTILIZADA COMO INSTRUMENTO PARA EJERCER DOMINIO ECONÓMICO

TRAZOS

MANUEL ROJAS

SÉPTIMO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: LA POLÍTICA UTILIZADA COMO INSTRUMENTO PARA EJERCER DOMINIO ECONÓMICO

El Séptimo Protocolo de los Sabios de Sión, fue acordado (entre 24 Protocolos) en 1773, en la calle Judenstrasse, en Frankfurt. El Sr. Mayer Amschel Rothschild se reunió con doce socios capitalistas judíos, adinerados e influyentes (de hecho, los Sabios de Sión) para estudiar un proyecto que controlaría toda la fortuna mundial; este Protocolo trata sobre la política utilizada como instrumento de dominio económico. Dice así: “Destilando un soplo de liberalismo en los órganos del Estado, modificaremos todo su aspecto político. [...] Una constitución no es más que una gran escuela de discordias, malentendidos, discusiones, en resumen, una escuela de todo lo que sirve para falsear las administraciones del Estado. [...] En la “época de las repúblicas”, sustituiremos los dirigentes por una caricatura de gobierno, con un presidente elegido por nuestras marionetas, nuestros esclavos, que es el pueblo. [...] Para nosotros las elecciones serán un medio de llegar al trono del mundo, haciendo siempre creer al modesto ciudadano que él colabora en la mejora del Estado con su participación en las reuniones y con su adhesión a las asociaciones. [...] Al mismo tiempo, reduciremos a la nada el impacto de la familia y su poder educativo. [...]Impediremos también el surgimiento de personalidades independientes.[...] Es suficiente con dejar a un pueblo que se gobierne a sí mismo durante un cierto tiempo (la democracia) para que se transforme en una población en la que abunde el caos. [...] El poder de la población es una fuerza ciega, absurda, irracional, que se lleva sin cesar de derecha para izquierda. Pero un ciego no puede acarrear a otro sin caer ambos en el abismo. Solamente aquéllos que, desde su nacimiento, fueron educados para volverse un soberano independiente tienen la comprensión de la política. [...] Nuestro éxito en el trato con los hombres que necesitemos, será facilitado por nuestro modo de tocar siempre el lado más sensible de la naturaleza humana, esto es, la codicia, la pasión y la sed insaciable de objetos físicos y materiales,”

Antes de abordar el tema que nos interesa, debo aclarar ante quienes han seguido mis artículos, sobre todo a quienes les preocupa que el mundo se haya conducido así, o que al menos me han leído con la simple curiosidad de conocer un poco sobre esta curiosa manera de actuar, de los grupos de poder que manejan el mundo a su antojo, mi posición como expositor y como ciudadano. La aclaración es la siguiente: 1) No soy miembro de ninguna secta, logia, orden, sociedad, pública o secreta. 2) No soy antisemita o xenofóbico ante ninguna nación en particular, por raza, religión, o ideologías. 3) No intento ideologizar a nadie sobre mi forma particular de interpretar la política o cualquier otra forma de ver el mundo. Mi único interés es compartir estos temas con quienes los quieran compartir conmigo. En cuanto a quienes me han llamado o me han escrito al correo con otra intención distinta, a causa, incluso, de considerar que vulnero sus creencias o con acento de amenaza, lo único que podría decir al respecto es que todo lo que he tratado en este espacio ya ha sido dicho por otros y con mayores detalles que yo, a través de Internet.

En cuanto al tema que nos concierne, para nadie es un secreto que, tal cual como lo reza el presente Protocolo, ellos, los Illuminati, han manejado el poder político, no sólo de los llamados países de Primer Mundo, sino de los países con menores recursos económicos. Que han jugado con los tesoros y reservas naturales de infinidad de naciones, poniendo o quitando presidentes títeres, y que han endeudado a pueblos enteros confiscándoles su libertad, su soberanía, y sus luchas por un mundo mejor. Que han utilizado a los Estados Unidos como punta del iceberg para invadir poblaciones y sacar provecho de sus bienes y servicios por medio de consensos (como el consenso de Washington), y acuerdos crediticios con el Fondo Monetario Internacional (FMI) u otros bancos o medios. En 1982, los más eminentes bancos de Wall Street y el gobierno de Estados Unidos decidieron de común acuerdo imponer a cada país deudor las pesadas condiciones de reembolso establecidas por la Kissinger Associates Inc. (Kissinger pertenece a la sociedad secreta (ya no tan secreta) denominada “Comité de los 300”, dueños de casi todas las transnacionales bancarias del planeta.

El FMI, el Banco de la Reserva Federal y el Bank of England deben asegurar el papel de “policía mundial” para recuperar las deudas. América tuvo la idea de colocar al FMI, conocido por su intransigencia, en el centro de todas las negociaciones de deudas. Sobre este tema hay mucha tela por cortar. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

LA ASPIRACIÓN AL LUJO

TRAZOS

MANUEL ROJAS

SEXTO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN:

LA ASPIRACIÓN AL LUJO

El Sexto Protocolo de los Sabios de Sión es muy claro: “Para acelerar la ruina de la industria de los gojim nosotros suscitaremos en ellos una sed insaciable de lujo. El mortal común no tendrá sin embargo el placer de alcanzarlo, pues haremos de suerte que los precios sean cada vez más altos. Así, los trabajadores deberán trabajar más que antes para satisfacer sus deseos. [...] Estarán presos en la trampa del sistema antes de haber podido identificarlo.” Ya, en un anterior artículo, expliqué sobre el término gojim (no judío) o en todo caso “gentil” que discrimina su condición natural territorial ante las demás nacionalidades. Pero el tema no es ese. El Protocolo, como dije antes, es muy claro. El mundo que nos ha tocado vivir está diseñado para ser destruido. Su vida útil probable ya está a punto de caducar. No olvidemos que esto fue acordado clandestinamente, en 1773, en la calle Judenstrasse, en Frankfurt, en una reunión que hiciera el Sr. Mayer Amschel Rothschild con doce socios capitalistas judíos, adinerados e influyentes (de hecho, los Sabios de Sión) para estudiar un proyecto que controlaría toda la fortuna mundial, y desde ese entonces han corrido muchas aguas bajo el mismo puente. A sabiendas de que el planeta no resiste más, por los problemas que ya sabemos, los dueños del mundo nos ofrecen un abanico de productos de alta costura tecnológica (que no es malo) pero nos diseñaron un sistema de vida ostentosa, de confort (creo que es el término más adecuado para designar tal situación), de glamur, de opulencia; un proceder burgués en donde no tiene cabida la humildad de Jesús, de Gandhi, o Krisna. El escenario está confeccionado para impulsar el más ruin de los pecados humanos: la avaricia. Pero este no se adquiere en una botica, este se aprende como cualquier otra norma de vida, o como una ley natural a la cual se debe supeditar sin mayores conflictos existencialistas. Se aprende a través de los sentidos, bajo el efecto de aquello que Marx tildó como “alienación”. En otras palabras nos educaron para ser avarientos, consumistas, codiciosos, para vivir en un derroche de lujos en todos los aspectos. Para adquirir lo que a veces no podemos obtenerlo por los caminos regulares. De ahí que el sistema de vida que afrontamos luce apretado, con un lado más ancho que el otro. Esto por supuesto ha generado la terrible línea que nos separa entre los que pueden y los que no pueden aspirar a estos estilos de vida, obligándonos por consiguiente a entender que el escenario en donde nos desenvolvemos está signado por una franca diferencia de clases y que el dinero es la manzana de la discordia. Que las grandes ciudades del planeta están divididas en dos territorios, los del este y los del oeste, como Caracas. Los del norte y los del sur, como Latinoamérica, los países desarrollados y los llamados países del tercer mundo. Unos, los que pueden aspirar al Protocolo, viven en grandes emporios urbanísticos, resguardados de las calamidades de la lluvia y del efecto del sol; en casas señoriales, en mansiones elegantes, los otros conviven en la más terrible miseria, sobre los cerros o a orillas de pestilentes quebradas. Pobres, enfermos, desvalidos. Atrapados, ambos sectores, en la trampa que nos tendió el acuerdo de los que dominan el mercado. La lucha del obrero por un salario justo, las protestas sociales, el hambre, la delincuencia, el dolo, el narcotráfico, el secuestro, el asesinato, son tan sólo consecuencias de la misma raíz. ¿Cómo aspirar a una vida mejor, sana, equilibrada, honesta, feliz, sin ser masa moldeable del sistema rentista? ¿Cómo vivir en un mundo sin apetencias al lujo desproporcionado que nos ofrece el sistema capitalista? ¿Cómo entender que estamos atrapados en una red que nos ahorca sin contemplación? ¿Cómo aprender a aspirar sólo lo necesario para vivir dignamente? ¿Cómo entender que estamos asfixiados -la mayoría gente pobre- que no puede ante el exceso de costos de bienes y servicios para cubrir las necesidades básicas de la sociedad? Bienes y servicios importados que nos suministran las grandes trasnacionales norteamericanas, europeas y asiáticas, con productos de marca únicos en el juego de transacciones de la oferta y la demanda, y por ende casi insustituibles, cuyos dueños viven en el paraíso, construyendo inmensos inmuebles, armas sofisticadas, autos lujosos, trajes de última línea de moda, ciudades excelsas, en fin toda una constelación de arte de la vanidad, sin que a ellos le preocupe el hambre desatada en los países más pobres de mundo, como Haití, El Salvador, África, entre otros, ni el desequilibrio ecológico que padece el ecosistema. Sin lugar a dudas, El Sexto Protocolo de los Sabios de Sión se ha cumplido. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

TRAZOS

MANUEL ROJAS

QUINTO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: CREAR CONFUSIÓN

Estamos en un planeta preñado de confusiones, desequilibrios ecológicos, y mezquindad. Nos hemos convertido en borregos, nos hemos aislado dentro de grandes ciudades y en ellas vegetamos llenos de miedo, con puertas de seguridad de doble cerradura. En lugar de vivir en alegría y amor, construimos grandes edificios y desarrollamos una conciencia que amedrenta.

Nos han diseñado un sistema de sociedad que regula y controla nuestros pensamientos, nuestras creencias, nuestros actos y nuestra apariencia, a través de la tecnología. El fuego creador que vive en nosotros, que tiene el poder de apoderarse de un pensamiento y dar vida a cualquier forma que sea, cayó en su propia trampa, sucumbiendo a las creencias, a los dogmas, a las modas, y a las tradiciones. Sin embargo gozamos de la posibilidad de colocar al servicio del mundo nuestros pensamientos, nuestra imaginación y nuestros sentimientos en una meta constructiva para los demás y para nosotros mismos.

El Quinto Protocolo dice: “Para tener dominio sobre la opinión pública, es necesario llevarlos a cierto nivel de confusión. [...] La prensa nos será una buena herramienta para ofrecer a los hombres tantas opiniones diferentes que perderán cualquier visión global y se perderán en el laberinto de las informaciones. [...] [...] así, llegarán a la conclusión que lo mejor es no tener opinión (política).

Si hacemos un breve recorrido por nuestra historia universal, verificamos que en estos últimos cincuenta años, se han producido en muchos campos más progresos que durante los cinco siglos precedentes. Y en estos últimos 10 años más que en los 50 años precedentes. El desarrollo se irá acelerando tanto a lo general como en lo particular. Todo caminará cada vez con mayor rapidez y la conciencia humana se desarrollará siguiendo el mismo ritmo. Las instituciones inmutables, iglesias o gobiernos, aferrados a sus viejos esquemas de pensamiento, se desmoronarán. Los seres humanos refractarios a los cambios de pensamientos y de sentimientos, es decir, los que no quieren desembarazarse de los viejos patrones, irán muriendo. Se pondrán enfermos, morirán durante las catástrofes o las guerras, mientras que los demás elevarán su nivel de conciencia o se encarnarán nuevamente para encontrar su verdadera grandeza y vivir como seres humanos libres. Aquéllos que empiezan a transformarse harán experiencias maravillosas. Vivirán lo que fue predicho como “edad de oro”, simplemente porque obedecerán a ese ser que les impulsará a “progresar interiormente”. Esos seres ya habrán observado que sus deseos se realizarán de repente, más rápidamente, o que cada vez encuentran con más facilidad, de forma inesperada, a personas que tienen el mismo estado de espíritu que ellos. Antes eso habría llevado años.

Pareciera que todo está debidamente planificado. Que el universo es producto de un cálculo matemático perfecto. Que los días están contados para entrar en una debacle sin precedentes. Los días parecen mucho más cortos que las noches. ¿Sabían los Illuminati, que esto iba a ocurrir o tan sólo ellos son producto de las predicciones del Apocalípsis, de Nostradamus, de las predicciones de la tribu Hopis del norte de Arizona, de lo predicho por los mayas, o en las tablas de Mesopotamia? El mundo va a sucumbir pronto. El planeta no resiste más. El orden secreto que pervive en la memoria de los tiempos, escrito en las páginas de la historia ha prescrito. El esfuerzo realizado por muchos, por gobiernos e instituciones sociales, para renovar su capacidad creativa será vano porque todo va a su fin y ha empezado ya, con los cambios climáticos, las tormentas de aire devastando pueblos, inundando territorios completos, los desequilibrios económicos y el comportamiento de la sociedad en franco deterioro moral. Los amos del valle, con su dinero y su poder, nos llevaron a la profunda confusión que hoy nos asiste. El Quinto Protocolo de los Sabios de Sión se ha cumplido. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

CUARTO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: EL CONTROL DE LA FE

TRAZOS

MANUEL ROJAS

CUARTO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: EL CONTROL DE LA FE

Este capítulo es demasiado extenso e imposible de explicar en tan sólo 45 o 50 líneas, sin embargo trataré de resumir lo que me permita el espacio. Se trata del Tercer Protocolo de Los Sabios de Sión, relacionado con el control de la fe. Veamos: “Es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” (Hebreos: 11-1) Por lo tanto, como es un valor intangible, no puede o no debe ser capitalizado. No debería ser capitalizado. Sin embargo se ha jugado tanto con ella, y se ha explotado con ella de manera tan vulgar que tener fe en un mundo materialista es casi hacer el ridículo. Los hombres y las mujeres de fe están expuestos a las excusas superfluas ante la imposibilidad de responder con argumentos sólidos sobre sus creencias. Además, se concibe la fe como una premisa sin explicación. Así lo han señalado los grandes filósofos y teólogos pasados e incluso contemporáneos. La fe no es racional por lo tanto no tiene asidero científico, no es materia de análisis porque no obedece a mediciones lógicas. El ser humano tan sólo se limita a creer sin buscar mayores explicaciones o alternativas. Pero eso tiene sus consecuencias: Por tener diferencias en creencias religiosas se han librado inmensas batallas en el mundo, entre mulsumanes y cristianos, entre católicos y protestantes, en Inglaterra, Francia, o en Alemania. Se dice que con los Illuminati y los Rosacruces se promovieron movimientos religiosos durante los años de la peste en Inglaterra. Los Amigos de Dios entre otros, formaban parte de ellos. Su enseñanza se basaba en el Apocalipsis, y exigía obediencia absoluta a los dirigentes. El movimiento, en su conjunto, fue transmitido posteriormente a la Orden de San Juan, designada como “organización francmasónica con misión secreta.”

Martin Lutero mantuvo estrechas relaciones con los Illuminati y los Rosacruces, tal como su sello personal dejaba bien claro a los ojos del iniciado (una rosa y una cruz con sus iniciales, como los rosacruces). La Iglesia Católica, estaba entonces dirigida por el Papa León X, hijo de Lorenzo de Médici. Este último era el dirigente de un rico banco internacional en Florencia. Una generación antes, el Papa había confiado a la familia Médici el cargo de recaudador de impuestos y diezmos para el papado, eso fue lo que ayudó a los Médici a convertir su banco en uno de los más ricos e influyentes de Europa.

La confrontación de Lutero contra la acción de la Iglesia Católica estaba justificada. Esta última se había convertido más en una empresa comercial que en un puntal de fe. Uno de los personajes clave que apoyaron a la Reforma fue Felipe, el Magnánimo. Fundó la “Universidad Protestante” en Marbourg, y organizó una alianza política contra el emperador católico Carlos V. Tras la muerte de Lutero, su comunidad de fe fue sostenida por Sir Francis Bacon, el mayor dirigente de los Rosacruces en Inglaterra. En tiempos del rey James I, Bacon fue el coordinador del proyecto que tenía como objetivo la elaboración de una Biblia protestante inglesa reconocida. Esa versión, conocida en 1611 con el nombre de Versión del Rey James es, hoy en día, la Biblia más difundida en el mundo anglófono.

La Contrarreforma fue llevada a cabo por una nueva cofradía: la Compañía de Jesús, mejor conocida por el nombre de Orden de los Jesuitas, y fundada en 1534 por Ignacio de Loyola. Se trataba de una sociedad secreta militante y católica, con rituales secretos, simbolismos y grados de iniciación (el juramento de segundo grado exigía la muerte de todos los francmasones y protestantes).

Los francmasones trabajaron en el más absoluto secreto en Inglaterra, Escocia e Irlanda, con aportaciones para reforzar el respeto a los derechos del ser humano y del protestantismo. Un gran maestre de los francmasones se hallaba presente en la firma de la Carta Magna, al lado del gran maestre de los templarios. Las diferentes logias tenían también bajo su responsabilidad los movimientos protestantes en Inglaterra y Alemania. El cuarto Protocolo se ha cumplido hasta hoy, dice así: [...] Supliremos de los hombres su verdadera fe. Modificaremos o eliminaremos los principios de las leyes espirituales. [...] La ausencia de esas leyes aflojará la fe de los hombres pues las religiones no serán ya capaces de dar ninguna explicación. [...] Rellenaremos esas lagunas introduciendo un pensamiento materialista y cálculos matemáticos. [...]Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

TERCER PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN: LA EXTENSIÓN DEL PODER

TRAZOS

MANUEL ROJAS

TERCER PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÓN:

LA EXTENSIÓN DEL PODER

La extensión del poder de una empresa con fines comerciales sólo se logra a través de las buenas relaciones sociales y de la buena disposición de las partes. En algunos casos ni siquiera importa el producto, su nivel de calidad y sus beneficios. En un sistema capitalista lo que interesa es vender una marca y hacer que la gente la compre aunque luego se decepcione de ella. De igual manera los Illuninati necesitan vender sus productos, hacer que la gente los adquiera, es decir ganar la confianza de los gobiernos no importándole si son de derecha, de ultra derecha, de izquierda, de ultra izquierda, fascistas, socialistas, capitalistas o dictaduras militaristas. Por ello el tercer Protocolo de Sión es comprensible a simple vista: [...] De cara al público, seremos amigos de todos. [...] Apoyaremos a todos, anarquistas, comunistas, fascistas [...] y particularmente a los obreros. Ganaremos su confianza y ellos se volverán así, para nosotros, un instrumento muy útil. [...]…

Las sociedades secretas actúan desde las sombras, en la clandestinidad, al estilo de Rasputín y su influencia con el Zar de Rusia. Son adeptos de asociaciones oscuras – me refiero a las que no se exhiben en ninguna parte, es decir las logias que no tienen un lugar de reunión en un espacio físico fijo – y se rigen por derechos y deberes que tienden a identificarse con rituales de culturas milenarias de la antigua Mesopotamia, Grecia, o Roma. Sin embargo, desde que se acordó en Frankfurt, 1773, en una casa de la Judenstrasse (Calle de los Judíos) la concreción de los llamados 24 Protocolos de Sión, por parte de un grupo de judíos acaudalados, banqueros y comerciantes, a los que más tarde conoceríamos como “Los Sabios de Sión”, hasta hoy, el proyecto continúa vigente; pues tal como lo acordaron, no se quedó en esa calle sino que se extendió de tal manera que, con el paso de los años, absorbió la política y la economía de casi todas las naciones de Europa y de Estados Unidos. La francmasonería, por ejemplo, es la artífice y arquitecta del establecimiento del gobierno norteamericano, y ostenta el poder financiero bancario y político estadounidense. Los símbolos grabados en sus estructuras inmobiliarias, en sus esculturas y en sus monedas y billetes responden a esa organización ideológica. Para nadie, estudioso de estos fenómenos del pensamiento humano, es un secreto la manera cómo este tipo de logias han influido en el comportamiento de la sociedad, en los cambios sociales de los sistemas políticos de naciones, y en las grandes decisiones trascendentales e históricas, como las guerras de independencia ocurridas a lo largo de América, la revolución emancipadora de las repúblicas del Sur dirigidas por masones, y las influencias ejercidas en las cúpula de las grandes religiones del mundo, entre ellas la Religión Católica y la religión musulmana. El poder alcanzado por los Illuminati ocupa todas las esferas posibles del sector político, han penetrado todas las formas de organización hasta ahora conocida y buscan, como todos sabemos, el gobierno único a través de instituciones como la ONU, OEA, la OTAN, la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, las grandes transnacionales de la información, los consorcios dedicados a fabricar equipos para la producción de energía, las empresas de armas de todo tipo, de bases nucleares, de naves espaciales, de submarinos sofisticados, de laboratorios de experimentos científicos con el cuerpo humano, entre otras. Los Illuminati, a través de sus logias y sus estrategias controlan el mundo contemporáneo y su poder se ha extendido hasta los más apartados rincones del universo, tal como lo asevera Jan Van Helsig en su libro “Las Sociedades Secretas y sus Influencias en el Siglo XX”, Editorial Ewertverlag, 1998: “Para dominar al mundo es necesario emplear vías indirectas, desmontar los pilares sobre los que reposa toda verdadera libertad (la jurisprudencia, las elecciones, la prensa, la libertad personal y, en especial la educación y formación del pueblo) y mantener el más estricto secreto sobre toda esta acción. Minando intencionadamente las piedras angulares del poder del Estado, los Iluminados harán de los gobiernos su acémilas hasta, que de puro cansancio, prescindan de todo su poder.” hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

PRIMER PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SION: EL CONTROL DEL DINERO

TRAZOS

MANUEL ROJAS

PRIMER PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SION: EL CONTROL DEL DINERO

La firma-convenio de los 24 Protocolos de Sión, realizada por un grupo de ricos banqueros de origen judío y el Sr. Mayer Amschel Bauer, también judío, quien años después se cambió el nombre por el de Rothschild, se ha mantenido hasta hoy, representada por descendientes de las misma familia. El Primer Protocolo al que me referiré dice así: [...] El control de las naciones será asegurado por la creación de gigantescos monopolios privados, que serán los depositarios de inmensas riquezas de los cual dependerán hasta los gojim (no judíos). [...] al día siguiente de una catástrofe política verán su aniquilamiento al mismo tiempo que el del crédito concedido a los Estados. [...] las crisis económicas alcanzarán a los Estados enemigos, substrayéndoles el dinero colocado en circulación. Acumulando grandes capitales privados, que son así substraídos al Estado, este último deberá dirigirse a nosotros para pedir prestado de esos mismos capitales. Esos préstamos concedidos con intereses serán una carga para los Estados, que se volverán esclavos. Se dirigirán a nuestros banqueros para pedirles limosna en vez de exigir impuestos del pueblo [...] Las deudas de Estado volverán a los hombres de Estado corruptibles, lo que les dejará cada vez más a nuestra merced. [...]

Las llaves y puntos suspensivos tienen como función fungir de separadores entre unas ideas y otras, obviando detalles que no son tan importantes o estratégicos para los fines propuestos. Los fines están claros: el dominio total del mundo financiero, que conlleve al nuevo orden mundial. Eso lo tienen resuelto a través de la banca. Desde la fundación del Banco de Inglaterra con el aporte de la inmensa fortuna de la familia Rothschild se inició la banca internacional. Cada hijo del Sr. Mayer (¿se acuerdan de las famosas salchichas Mayer?) abrió un banco en un país diferente: Amschel en Berlín, Salomón en Viena, Jacob en Paris y Kalmann en Nápoles. Salomón Rothschild era miembro de los francmasones. Mayer Amschel Rothschild escribió en su testamento cómo debía ser administrada la fortuna de la familia en el futuro. Todas las cuentas manejadas deberían mantenerse en el más absoluto secreto, particularmente para los gobiernos. En Paris, la casa Rothschild se apoderó del control de Francia y, en Londres, Nathan Rothschild, con el Banco de Inglaterra, ejercía una influencia directa sobre el parlamento británico ¿Cómo eran, durante ese tiempo, las finanzas en Estados Unidos? Los presidentes Benjamín Franklin y Thomas Jefferson se opusieron ferozmente a la idea de un banco central privado que controlara la moneda americana. En 1790, tras la muerte de Benjamín Franklin, los agentes de Rothschild promovieron a Alexander Hamilton al cargo de Ministro de Economía. Éste creó el First Nacional Bank of the United States, el primer banco central americano. Este fue estructurado como el Banco de la Inglaterra, y era controlado por los Rothschild. Los Rothschild, aliados a los “Iluminados de Baviera”, representaban la fuerza financiera que apoyaba el sionismo y, más tarde, al comunismo. Tramaron y financiaron muchas revoluciones y guerras. Fue un negocio colosal para los Rothschild. Sólo se puede ser el vencedor cuando se financia a los dos bandos y se les suministran las armas. Años después se unió a este clan la familia Rockefeller. Crearon el Banco Federal de los Estados Unidos, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional para América…en fin, el Primer Protocolo de los Sabios de Sión se ha cumplido, hasta hoy. Tomado de “Las Sociedades Secretas y su poder en el siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag 1998) hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

EL CONTROL DE LA PRENSA SEGUNDO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÒN

TRAZOS

MANUEL ROJAS

EL CONTROL DE LA PRENSA

SEGUNDO PROTOCOLO DE LOS SABIOS DE SIÒN

El control de la prensa: [...] Con la prensa procederemos de la siguiente forma: Su papel es el de excitar y enconar las pasiones entre el pueblo [...] el público está muy lejos de poder imaginar quien es el primer beneficiario de la prensa. [...] Entre todos los diarios, habrá también quien nos atacará. Pero como somos los fundadores de esos diarios, sus ataques se dirigirán exclusivamente hacia aquellos puntos que les habremos marcado con antelación. [...] No se publicará ninguna noticia sin haber recibido antes nuestra aprobación. [...] Desde ahora lo que sucederá es que todas las noticias del mundo serán reagrupadas solamente en algunas agencias. Estas agencias, estando bajo nuestro control, publicarán sólo lo que aprobemos. [...] [...] Nuestros diarios abarcarán todas las tendencias: aristocráticos, socialistas, republicanos, a veces incluso anarquistas, mientras exista la constitución. [...] [...] Los idiotas que crean que el texto de un diario refleja su propia opinión no hacen, en la realidad, más que repetir nuestra opinión o aquélla que deseamos ver expresada [...]

Se corrió el cortinaje, se abrió la ventana, entró el aire y el sol, las palomas vuelan en el éter. Se descubrió el velo y apareció la luz, el espejo brilla…es decir, el rostro de la verdad apareció entre la bruma después de muchos años de encierro. El verdadero rostro del Imperio (debería escribirse con “H”, sostiene Antonio Mora) se apoderó del transmisor de información mundial. Nosotros somos sus receptores. Los Illuminati lograron acaparar la atención del observador a través del poder mediático, que los gobiernos del hemisferio le han dotado por medio del espectro de señal, y esto le permite el desarrollo de la industria audio visual.  La televisión, por ejemplo,  es una clara evidencia de cómo mensajes negativos, tales como las informaciones tergiversadas, las películas de violencia, los programas de bailes y cantantes de música popular cursi,  influencian el comportamiento del telespectador. Sin embargo, la televisión es principalmente utilizada para sugerir opiniones que imponen ciertos criterios de cómo pensar, actuar y parecer. Lo que es preciso poseer para estar en la onda, y qué orientación política adoptar: Hussein fue malo y por eso había que matarlo, pero Bush y Clinton son buenos. Los árabes son terroristas pero los judíos son el pueblo de Dios, o los americanos son los que nos van a salvar de la gran hecatombe de la bomba nuclear que lanzará Irán en el medio oriente. La astrología, la imposición de manos, los Ovnis y la telequinesia son tonterías, pero las películas porno, el fútbol del domingo por la tarde y el espectáculo con algún artista comercial (aunque todos los artistas se cotizan, comercialmente hablando) no constituyen un problema... Mientras los artilleros calibran cañones, armamento para futuras guerras, ojivas en construcción, los medios internacionales disparan  andanadas de insultos contra gobiernos que no sean afines a sus intereses.

Medios importantes como el Tribune de Nueva York, Revista Life, El Harper's Weekly, el Daily Eagle de Brooklyn, el Journal y el Tribune de Minneapolis, el Jugend de Munich, el Inquirer de Filadelfia, The American Monthly Review, el Charivari de Paris, el Punch de Londres, la BBC de Londres, los más grandes e importantes consorcios (si no todos) de televisión por cable, las empresas de cine, de video, de espectáculos, las disqueras, los fabricantes de productos de trasmisión, de radares, de satélites; los medios de comunicación locales de cualquier país suramericano son sólo receptores de quienes dirigen al mundo a través de la comunicación, en fin, todas esas industrias de la prensa y la telecomunicación están bajo el poder de los hombres más ricos del mundo y forman parte del “Comité de los 300” y de Sociedades Secretas cuyo objetivo es el Nuevo Orden Mundial. Ya para nadie es un secreto su influencia en el destino de las finanzas y del comportamiento social del ser humano amaestrado, educado para ser servil, para reconocer al amo. hormigasdepapel@hotmail.com y http://trazos-trazos.blogspot.com/

LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA Y SU RELACIÓN CON LAS LOGIAS SECRETAS

TRAZOS

MANUEL ROJAS

LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA Y SU RELACIÓN CON LAS LOGIAS SECRETAS

John Todd es el fundador del sello disquero “Zodiac” y promotor de la mayor asociación de logias de discos y sociedades de grabación de conciertos de todo Estados Unidos. En la producción de este sello discográfico están registrados en la matriz (en el original) de cada disco, rituales de magia negra, pronunciados por 13 personas, ya se trate de música clásica, de meditación, rock, country, baladas, cantos patrióticos... y de no importa qué otra música (no solamente de rock o Heavy Metal, como agradaría a ciertos fanáticos religiosos), lo que hace que la matriz lleve impresa una influencia demoníaca, a decir del mismo Todd.

Otras bandas y cantantes, además de Kiss, Black Sabbath, y Los Rolling Stones, que ejercen influencia directa, son el grupo Queen, que se nos revela en su canción: Crazy Little Thing Called Love cuyo significado es: ¡Al diablo con la Biblia! ¡Yo sólo quiero magia!. Police, y su canción: ¡Every Little Thing She Dones is Magic! Mensaje: ¡Son los malvados quiénes tienen el poder! Prince. Canción: Purple Rain. Mensaje: ¡El cielo va a estallar! Cindy Lauper. Canción: She Bop Mensaje: Estás indefenso ante el mal y obligado a aguantar los mensajes que te enviamos. ¡Ha! ¡Ha! ¡Ha! The Beatles. Canción: Revolution n.º 9. Mensaje: ¡Start esmoquin marihuana! (¡Empieza a fumar marihuana!) y ¡Turn me on dead man! (¡Enciéndeme, hombre muerto = Jesús!), Madona. Canción: Like a Virgin Mensaje: ¡Me revuelco en el pecado! Y por supuesto la hermosa canción “Hotel California”, entre otras.

Aunque se salga del marco de nuestro asunto es interesante saber lo que John Lenon comentó a Tony Sheridan en 1962, en el Starclub de Hamburgo: "Sé que los Beatles tendrán éxito como ningún otro grupo. Lo sé bien, porque vendí mi alma al Diablo para eso."

Desde hace décadas se viene ejerciendo una influencia sobre el oyente como backward masking (mensajes al revés) utilizando grabaciones de alta frecuencia y rituales mágicos. Con las grabaciones en alta frecuencia se registran mensajes sobre la banda sonora escogiendo una frecuencia muy alta que no resulte audible al oído, pero que es captada por el inconsciente (mensajes subliminares).

Una segunda sociedad, surgida de las producciones Zodiac, se estableció posteriormente bajo el nombre de "Maranata". Su finalidad: captar el interés de jóvenes cristianos y de adeptos de otras religiones. Por eso las músicas y los textos que comercializaba no eran chocantes, aunque la banda contuviera mensajes satánicos y destructores. La primera producción de esta sociedad fue Jesucristo Superstar. Por supuesto que no toda la música, cualquiera sea el estilo, tiene esta procedencia.

John Todd, era un iniciado de los círculos ocultistas más poderosos de los Illuminati (del consejo de los 13), los denomina organización luciférica que quiere imponer a cualquier precio un gobierno mundial. Los Illuminati apuntan principalmente a la juventud: Hitler también lo sabía: "El porvenir pertenece a aquellos que conquistan a la juventud para su causa". Información tomada del libro “Las sociedades secretas y sus influencias en el siglo XX” de Jan Van Helsig, Editorial Ewertverlag, 1998. hormigasdepapel@hotmail.com o http://trazos-trazos.blogspot.com/

NÚMEROS SIMBÓLICOS Y NUEVO ORDEN MUNDIAL

TRAZOS

MANUEL ROJAS

NÚMEROS SIMBÓLICOS Y LA HEGEMONÍA DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Llama la atención que el emblema de la ONU es un símbolo francmasón. Resumo: Según la descripción que da el autor de “Las sociedades secretas y sus influencias en el siglo XX” (Editorial Editorial Ewertverlag, 1998) Jan Van Helsig, este puede compararse con la estampilla del Estado americano francmasón que está integrada de la siguiente manera: “El globo de las Naciones Unidas y la forma circular de la estampilla del Estado americano, con la inscripción Annuit Coeptis (“nuestra empresa-de hecho, nuestra conjura-es coronada de éxito”) y debajo Novus Ordo Seclorum (“Nuevo Orden Mundial”) muestran la meta perseguida: la hegemonía mundial. Las 33 parcelas del globo de las Naciones Unidas y las 33 piedras de la pirámide representan los 33 grados del “Rito Escocés” de los francmasones. El número 13 que encontramos en las 13 espigas a la izquierda y a la derecha del globo, en las 13 gradas de la pirámide y en las 13 letras de las dos palabras Annuit Coeptis es el número judío de la suerte. Para los francmasones el 13 es el número más importante y tiene diferentes significados. Jesús tenía 12 discípulos y él mismo fue el decimotercero. En la Cábala, en numerología, y en la 13.ª carta del Tarot, “la muerte”, el número 13 simboliza la transformación, la alquimia, el renacimiento, el ave fénix que renace de las cenizas, el conocimiento de los misterios y, por tanto, la facultad de materializar o desmaterializar, esto es, la facultad de crear a partir del éter (lo que hicieron Jesús, Saint Germain, Buda, Hermes Trismegistos, Ramtha y muchos otros que, por ejemplo, materializaron el pan desde la “nada” -el éter-, lo que denominamos “la piedra filosofal”). Además, en el reverso del billete americano tenemos el fénix que simboliza el número 13, la transformación. Sus alas tienen 13 plumas, sus garras a la derecha tienen 13 flechas, y las de la izquierda agarran una rama de 13 hojas. Encima se encuentra la inscripción E Pluribus Unum (De lo Múltiple a lo Uno), compuesta de 13 letras, cubierta por 13 estrellas presentadas bajo la forma de una estrella de David, y sobre su pecho la bandera con 13 barras que representan los 13 estados fundadores.

Las estaciones de gasolina DEA de las “Centrales Eléctricas de Rhenania-Westphalia” (RWE) tienen como símbolo una pirámide invertida con 13 franjas. Otra estación de gasolina en Estados Unidos, se denomina “76”, 7+6 : 13. El lector encontrará cientos de ejemplos si examina los símbolos de firmas, de productos, la publicidad en televisión, las enseñas de los Estados, las banderas, etc.

La mayor empresa francmasona en América, Procter & Gamble, contiene 13 letras, y su emblema es uno de los más viejos símbolos francmasones: el hombre con barba rodeado por un círculo con 13 estrellas ante él. Es interesante saber lo que el director general de esta compañía dijo por televisión en octubre de 1984, durante el Wisconsin Report, The Phil TV Show: “Hice un pacto con Satán. Vendí mi alma a cambio de una expansión económica…” Información tomada del libro “Las sociedades secretas y sus influencias en el siglo XX” de Jan Van Helsig, Editorial Editorial Ewertverlag, 1998. hormigasdepapel@hotmail.com o http://trazos-trazos.blogspot.com/

LAS ORGANIZACIONES SATÁNICAS EN EL MUNDO

TRAZOS

MANUEL ROJAS

LAS ORGANIZACIONES SATÁNICAS EN EL MUNDO

Tres grupos de rock, ampliamente reconocidos en el mundo del espectáculo, han impulsado la llamada Iglesia de Satán (Church of Satan) de Anton La Vey, la más importante iglesia satánica oficial reconocida universalmente. Estas tres agrupaciones de rock o bandas son: KISS (King in Satan´s Service), BLACK SABBATH, con el cantante Ozzy Osbourne, y LOS ROLLING STONES. Para nadie es un secreto que estas organizaciones, las iglesias satánicas, existen en casi todas partes del planeta, incluso en pueblos distantes y tranquilos, lejanos de los grandes emporios urbanos de los llamados “países subdesarrollados.”

El capítulo 49 del libro “Las Sociedades Secretas y Su Poder en el Siglo XX”, de Jan Van Helsig (Editorial Ewertverlag, 1998) que trata sobre las organizaciones satánicas en el mundo, es demasiado extenso. Intentaré hacer un resumen, con ideas precisas, para transmitir la mayor información posible sobre este tema.

En consecuencia, estas tres bandas de rock, embajadoras de la Iglesia de Satán en el mundo contemporáneo, tienen estrechas relaciones con otros grupos de rock satánicos, ingleses y americanos, menos conocidos en el amplio escenario de las disqueras, para promover el satanismo cuya misión es crear el caos en sistemas de gobierno, de derecha o de izquierda, a través de la anarquía (concebida no como fuerza política sino como herramienta vital para ejercer la dominación y la penetración en el status reinante). Estos grupos o agrupaciones satánicas siguen la línea de poderosos inversionistas que se aprovechan de tales desórdenes sociales para ejercer su poder a través de bancos o trasnacionales a los fines de, obviamente, vender sus productos. Muchos de esos productos tienen que ver con la música que oyen nuestros jóvenes, el tipo de ropa que usan o el último grito de la moda en prendas, espectáculos, cine, autos, juegos animados violentos, drogas, ciertas marcas de licores, entre otras cosas, y desorden público en todos los niveles que generen situaciones caóticas. Este modelo de religiosidad oscura nace con Michael Aquino, quien fue “jefe neonazi y satanista…dirigente de la secta de Satán Temple of Seth, originada de la Church of Satan. En los años 60-70, era oficial de conducta de guerra psicológica del ejército de Estados Unidos y, al mismo tiempo, autor, filósofo e historiador de la Church of Satan… Este ciudadano, en 1981, bajo el mayor secreto, realizó funciones de "consejero europeo del estado mayor general americano". Fue este mismo Aquino quién llevó a cabo una ceremonia satánica en el “castillo Wewelsburg”, en Alemania, el mismo lugar donde Heinrich Himmler, jefe de las SS, había consagrado una pieza a las misas negras (Walhalla)…Para ejercer sus funciones actuales de satanista y de extremista de derechas en el seno de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Aquino tuvo que formar un nuevo grupo con un control más severo, que iba más lejos que la Church of Satan: el Templo de Seth. Aquino se halla también relacionado con abusos sexuales y satánicos practicados a niños. Por intermedio de Aquino, muchos de esos militares de la Escuela de las Américas, están relacionados con el Tavistock Institut de conducta de guerra psicológica, en Sussex, Inglaterra.” (Págs. 183-184)

Pero ¿qué importancia tiene para la sociedad este tipo de estrategia de las órdenes secretas? Es sencillo, recuerden que estas (Los Iluminati, entre otras) están detrás de todo esto para imponer, definitivamente, el Establishment, es decir, el gobierno único y universal, bajo su control. hormigasdepapel@hotmail.com o http://trazos-trazos.blogspot.com/